Energía: un “cepo light” con sabor a poco